Publicado en Texto

El Baile del Palo de Mayo

Nicaragua

Editores de la Revista Think Spanish

“Tulululu pasa, tulululu, pasa…” empiezan a cantar en misquito, una mezcla entre el español y el inglés. Empiezan a bailar alrededor de un palo con ritmo africano y una fusión étnica que le hacen a uno menearse. Esta danza originaria de la Costa Atlántica de Nicaragua por los indios misquitos se ha popularizado por todo el país de Nicaragua.

El baile que tiene su apogeo a comienzos del mes de mayo se ha difundido por grupos como la Dimensión Costeña. Este conjunto se conmueve al pueblo nicaragüense con su música al tocar sus canciones del Palo de Mayo. Enfrente del grupo, bailan dos mujeres con movimientos y meneos que jamás se han visto y uno no puede quitarse los ojos de ellas mientras que bailan durante cada canción cadenciosa.

Desde el siglo XIX, La Gran Bretaña había puesto su codiciosa mirada sobre la Costa Atlántica. Súbditos ingleses se establecieron en la región y empezaron a ubicarse con los indios. La cultura costeña es el resultado de una confluencia de variadas culturas. Esta convergencia se llevó a cabo, principalmente en el siglo del romanticismo. A lo largo de los años, por la Costa Atlántica, como en la región de Bluefields, acudieron numerosas personas oriundas de Las Islas Antillanas, principalmente de Jamaica. En aquellos tiempos, los jóvenes de ambos sexos salían a coger flores y aportaban un poste que llamaban “el palo de mayo” adornado con frutas y flores en el centro del lugar donde se celebraban las fiestas de ese día. Lo que se produjo era una música energética y cultural de los países caribes.

Algunos lo han llamado el baile prohibido por sus tonos sexuales, pero como la marimba de Nicaragua, la samba de Brasil o la cumbia de Colombia, el palo de mayo se ha vuelto como parte del folklore nicaragüense.

En Leia & Pense em Espanhol – Alta Books Editora, 2011.

Publicado en Texto

Nueva Escritura – La Muerte de la Coma

Klaus Lüber*

Los signos de puntuación se inventaron para hacer más legibles los textos.
Los signos de puntuación se inventaron para hacer más legibles los textos. | © chorniy10 – Fotolia.com

SMS, chats, posts: una nueva forma de escritura se está imponiendo en nuestra vida diaria. La ortografía y la puntuación son cada vez menos importantes. Esto no deja de plantear algunos problemas, opina el asesor de escritura y periodista Markus Reiter.

Markus Reiter | © Markus Reiter

Markus Reiter es asesor de escritura y periodista. Fue redactor del suplemento cultural del Frankfurter Allgemeinen Zeitung y escribe libros sobre cultura, lenguaje, neurocienciencas y comunicación.

Señor Reiter, ¿qué piensa usted como asesor de escritura y antiguo redactor de periódico cuando lee los mensajes de texto o los chats?

Lo entiendo como un lenguaje para un grupo de entendidos, como un sociolecto escritural. Si, por ejemplo, miro lo que escriben los chicos de catorce años en WhatsApp, tengo que buscar el significado de muchas abreviaturas.

¿Le parece grave?

No, en principio no. Los jóvenes siempre han intentado distinguirse de los adultos hablando de un modo propio. El lenguaje no sólo sirve para comunicarse, sino también para delimitar. Es otra cosa la que me preocupa de los modernos modos de escritura.

Me llama la atención que muchos autores –es decir, no sólo jóvenes en el chat, sino también escritores profesionales– tienen una actitud cada vez más laxa respecto al texto. Casi parece que se ha incorporado a textos más largos cierta manera de escribir propia de la redacción de mensajes breves. Esto puede verse, por ejemplo, en la desaparición de la coma.

¿Y cuál sería el problema?

Si la coma desaparece en mensajes de WhatsApp no es ninguna catástrofe. Pero es un problema cuando sucede en textos más largos, que aspiran a transmitir al lector pensamientos más complejos, es, decir algo más que informar qué acabamos de almorzar. Los signos de puntuación se inventaron por un buen motivo: para estructurar las frases en segmentos de sentido y así hacer los textos más legibles.

¿REGRESO DE LA ORALIDAD?

¿Desde cuándo se usan los puntos y las comas?

En la temprana Edad Media todavía no se utilizaba ningún signo de puntuación. Ni siquiera se tomaban la molestia de separar las palabras mediantes espacios en blanco. Fue a lo largo del siglo XII que los escribas de los monasterios comenzaron a separar gráficamente las unidades gramaticales, por ejemplo, la oración subordinada y la principal. Se dieron cuenta de que así era mucho más fácil leer.

Y esto tiene que ver con el modo en que nuestro cerebro procesa los textos. La investigación ha mostrado que para los conceptos recurrentes tenemos archivadas imágenes verbales que comparamos con lo que leemos. Si las imágenes coinciden, podremos comprender rápidamente; si no, tendremos dificultades.

¿Podríamos decir entonces que estamos viviendo una especie de retorno a un oralidad textual que por buenas razones hemos abandonado hace tiempo?

Aquí es preciso hacer una diferenciación. En sí acercar la escritura a la lengua hablada es una evolución absolutamente positiva. Por lo general, si intentamos escribir como hablamos, los textos se vuelven más comprensibles. En el mundo anglosajón hay una maravillosa tradición de enriquecer textos científicos con elementos narrativos. Pero esta práctica constituye un arte difícil que a su vez presupone un duro trabajo en el texto.

La otra forma de oralidad escrita se caracteriza, sin embargo, por el poco esfuerzo que se realiza al escribir. Quien piense que puede escribir un texto para el gran público igual que como se redacta un espontáneo posteo de Facebook para sus amigos no tiene idea del esfuerzo que le estará imponiendo a sus lectores.

En el fondo lo ideal sería dominar las dos cosas: el código del grupo de pares y los estándares de un lenguaje comprensible para todos.

Lamentablemente, en mis seminarios veo una y otra vez que para muchos es muy difícil pasar de un código a otro. Si usted le pide a expertos de mercadeo o tecnología informática que vuelvan su código más comprensible para los de afuera, en muchos casos no sabrán hacerlo. A menudo sólo ahí se toma consciencia de hasta qué punto ese modo de expresión se caracteriza por ocultar las imprecisiones con expresiones grandilocuentes El mismo problema existe también en la comunicación interna en las empresas.

A menudo me dicen: “Mi jefe me manda siempre correos incomprensibles y después tenemos que tratar de descifrar qué es lo que nos está pidiendo”. Esto no sólo es una falta de respeto para con los colaboradores, también cuesta tiempo.

LA ESCRITURA COMO PROYECTO DE ÉLITE

¿Cómo cree que evolucionará nuestro modo de escribir?

Es difícil decirlo porque el lenguaje esta sometido a un gran dinamismo. Tal vez la forma escrita vuelva a ser un proyecto de élite. Lo fue alguna vez y, según mi parecer, no es imposible que el campo de lo escrito vuelva a ser un dominio de expertos. Muchas personas leerán cada vez menos pero escucharán más y verán más videos. Ya hoy no es necesario poseer tanta competencia de lecto-escritura como antes.

¿Pero no se señala siempre que las jóvenes generaciones escriben más?

Es cierto, pero la cuestión es qué desarrollo experimentarán los formatos que plantean una comunicación sin texto. Tomemos el caso de Vine, un sistema para enviar videos de cortísima duración. O la aplicación Snapchat, cuyo funcionamiento se basa en el envío de fotos. O el manejo remoto de aparatos mediante la voz. Quizás experimentemos cada vez más un uso oral del lenguaje que, si se pone por escrito, se revele como una especie de oralidad escrita.

*Klaus Lüber es especialista en estudios culturales y medios. Escribe, entre otros, para los periódicos Süddeutsche Zeitung, Die Zeit y Die Welt.

Goethe Institut

Publicado en Texto

La Magia de García Márquez

Colombia

Editores de la Revista Think Spanish

Conocí a Gabriel García Márquez por primera vez cuando tenía diecisiete años. Fue entonces cuando leí El Coronel no tiene quien lo escriba. Esta narración corta se convirtió en la puerta que se abriría para descubrir el mundo mágico de quien para mí es y seguirá siendo el mejor escritor latinoamericano. Crónicas de una muerte anunciada ha sido la única novela de suspenso que he leído alguna vez y, su obra maestra, Cien años de soledad, se convirtió en mi libro más leído y base fundamental de mi tesis de maestría.

Este célebre escritor nació en Arataca, Colombia, un 6 de marzo de 1928. sus primeros ocho años de vida fueron los más importantes de su vida, años cuando vivió con sus abuelos maternos, Nicolás Márquez y Tranquilina Iguaran. En algún momento de su vida pensó estudiar derecho pero, según él, “me aburría a morir esa carrera”. Así se adentró en el mundo de las palavras y las páginas blancas. Comienza en el periodismo trabajando en “El Heraldo”, mientras empieza a trabajar en su primera novela La Hojarasca.

Su carrera periodística lo lleva a conocer Europa y más tarde los Estados Unidos, donde viajó por los caminos de sus escritores favoritos: Kafka, Faulkner, Virginia Wolf y Hemingway. En los últimos años, García Márquez ha vivido en México junto a su esposa Mercedes Barcha. Su libro más reciente, Vivir para contarla, es su autobiografía donde puede encontrarse muchos de los personajes de sus libros. Desde muy joven me sentí atraída hacia el escritor y sus palabras. Quizás sean nuestros años felices de infancia, el compartir esa abuela enérgica que adivinaba el futuro, nuestro gusto por Hemingway o el haber conocido el sur estadounidense. Gabriel García Márquez no necesita magia para escribir. Él es la magia transformada en palabras.

En Leia & Pense em Espanhol – Alta Books Editora, 2011.

Publicado en Texto

La Semana Santa en España

Procesion Zamora

El Domingo de Ramos comienza la Semana Santa en España, una de las celebraciones más antiguas, llamativas y emotivas de este país, en la que se mezclan desde hace varios siglos la religiosidad popular, la tradición y el arte.

Siguiendo la tradición católica, durante la Semana Santa se celebra la pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo, el Hijo de Dios.

Durante ocho días, hasta el Domingo de Resurrección, las calles de todos los pueblos y ciudades de España acogen diversas procesiones: desfiles solemnes en los que cientos de cofrades o nazarenos recorren las calles llevando imágenes religiosas, llamadas pasos, al ritmo de los tambores y de la música religiosa y tradicional interpretada por bandas.

Procesión por las calles de Zamora

En cada zona de España las procesiones tienen características diferentes y, mientras que en Andalucía son típicas las saetas, es decir, los cánticos populares entonados por personas anónimas al paso de Cristos, Vírgenes y santos, en el centro de España, en Castilla y León, las procesiones son mucho más austeras, con un impresionante silencio entre la multitud durante el desfile, solo roto por los cánticos fúnebres de las bandas musicales que acompañan a los diferentes pasos.

Pero todas ellas tienen una característica común: la gran participación de los ciudadanos, que se vuelcan con las celebraciones de sus pueblos y ciudades, llenando las calles cuando pasan las procesiones tanto de día como de noche.

La Semana Santa arranca en todas las regiones con las procesiones del Domingo de Ramos, en las que se conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén.

Paso de Semana Santa

El Lunes, el Martes y el Miércoles Santo también hay procesiones, aunque de menor importancia, mientras que el Jueves Santo por la noche y el Viernes Santo tienen lugar los desfiles más importantes, en los que se recuerda la Última Cena, la detención de Jesucristo por los romanos, su pasión (el calvario) y su crucifixión.

Finalmente, el Domingo de Pascua o de Resurrección es un día mucho más alegre porque se celebra la resurrección del Hijo de Dios y su reencuentro con su madre.

Y, junto a las procesiones, en la Semana Santa de cualquier zona de España no puede faltar la repostería tradicional, con dulces elaborados con recetas caseras y sencillas, entre los que destacan las torrija, rebanadas de pan empapadas en leche, azúcar y huevo, y fritas posteriormente en una sartén con aceite. ¡Riquísimas!

Procesión de Semana Santa en Zamora (Castilla y León)

Tu Escuela de Español – 02/04/2021
Publicado en Texto

Significado de la Bandera de México

Qué es la Bandera de México

La bandera de los Estados Unidos Mexicanos es uno de los símbolos patrios de este país. Es la insignia nacional de México más reconocida a nivel internacional.

La bandera mexicana consiste en un rectángulo dividido en tres franjas verticales del mismo tamaño, cada una de un color distinto. De izquierda a derecha: verde, blanco y rojo.

bandera de mexico

En el centro de la franja blanca, con un diámetro de tres cuartas partes del ancho de la franja, se encuentra el escudo de armas de la nación.

La proporción entre el ancho y el largo de la bandera es de cuatro a siete. La bandera podrá llevar una especie de lazo o corbata de los mismos colores, al pie de la moharra.

A lo largo de la historia republicana, la bandera mexicana ha tenido distintas configuraciones y disposiciones de sus elementos.

La que hoy en día reconocemos como la bandera oficial de esta nación es la que fue adoptada el día 16 de septiembre de 1968, de la cual, por ley, existe un modelo en el Archivo General de la Nación y otro en el Museo Nacional de Historia.

Desde 1940 se conmemora oficialmente como Día de la Bandera el 24 de febrero.

Historia de la bandera de México

La bandera de México a lo largo de su historia ha sufrido diversas modificaciones, todas importantes y representativas de cada momento, hasta llegar al diseño que se conoce en la actualidad.

Desde la época prehispánica los diversos grupos sociales que ya habitaban en México acostumbraban a hacer uso de estandartes como símbolos alusivos a sus gobernantes.

Luego, durante la colonización de los españoles se desarrolló la guerra independentista denominada “Grito de la Independencia”, por parte del pueblo mexicano, el cual fue dirigido por Miguel Hidalgo y Costilla en el año 1810.

En ese momento se reconoció como primer estandarte o bandera de México el emblema de la Virgen de Guadalupe.

Después, en el año 1813 fue diseñado otro estandarte, de color blanco con una cenefa de cuadros azules y blancos y, en el medio, la imagen de un águila posando sobre un nopal y a su alrededor una frase escrita en latín, que en español se traduce de la siguiente manera “Con los ojos y las uñas igualmente victoriosas”.

En el año 1821 cuando México ya era una nación independiente, se dice que el general Agustín de Iturbide se basó en los colores dela bandera del Ejercito Trigarante o Ejército de las Tres Garantías, verde, blanco y rojo, con el fin de diseñar la bandera del Primer Imperio Mexicano.

Este diseño ya colocaba colores verde, blanco y rojo en franjas verticales y, en la franja blanca el escudo del águila con una corona. Esta bandera fue proclamada como oficial por de Iturbide el 2 de noviembre de 1821 y estuvo vigente hasta la abolición del imperio en el año 1823.

Más tarde, en 1823 el Congreso Constituyente decretó que el Escudo colocado en la bandera debería ser un águila de perfil posando sobre un nopal y devorando una serpiente. Esta vez, el águila no tendría corona.

Años después, durante el imperio de Maximiliano I de México se realizó otra modificación a la bandera, se mantuvieron los colores pero, se ajustaron sus proporciones y fueron colocadas cuatro águilas devorando a una serpiente en cada esquina de la bandera. Este diseño solo estuvo vigente hasta el año 1867.

Durante 1880 y 1916, tiempo en el que estuvo en el poder el General Porfirio Díaz, se hizo otra modificación al escudo nacional.

Esta vez el águila aparecía de frente, ligeramente de perfil hacia el lado izquierdo, con las alas extendidas devorando una serpiente mientras se apoya sobre un nopal adornado con una rama de olivo y encino.

En el año 1968 se adopta el último diseño de la bandera de México, aprobada por decreto el 16 de septiembre de ese año y, confirmada por la ley el día 24 de febrero de 1984. En esta oportunidad se renovó el Escudo Nacional bajo el diseño de Jorge Enciso.

Elementos de la bandera

Colores

La bandera de México tiene tres colores a cada uno de los cuales se ha asignado un significado distinto y, de hecho, se han interpretado de manera distinta en diferentes épocas.

En un inicio, se consideraba que el verde representaba la independencia de España, el blanco la pureza de la religión católica y el rojo la unión.

Vea también Día de la independencia de México.

Esta interpretación variaría con la secularización del país, operada por el presidente Benito Juárez. Así que se atribuyó al verde el significado de la esperanza, al blanco el de la unidad, y al rojo el de la sangre derramada por los héroes de la nación.

Otra interpretación, por su parte, propone que el verde simboliza la esperanza, el blanco la pureza y el rojo la religión.

Escudo

El escudo de armas de México, ubicado en la franja blanca de la bandera, se inspira en la leyenda de la fundación de México-Tenochtitlán. Según esta, el dios Huitzilopochtli le encomendó a los mexicas, pueblo originario de Aztlán, fundar una ciudad en el lugar donde hallaran un águila posada en un nopal devorando una serpiente, pues en esa tierra tendrían riqueza y poder.

Trescientos años anduvieron por el mundo hasta que encontraron la señal. Y allí, donde hoy se encuentra el valle de México, fundaron la ciudad de México-Tenochtitlán. Este evento es reconocido como la fundación de México.

Vea también Escudo de México.

Bandera de México. En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/bandera-de-mexico/ Consultado: 25/02/2021.

Publicado en Texto

La dignidad del profesorado

Miguel Ángel Santos Guerra

En una democracia existen normas que nos afectan a todos y a todas, es obligación de la autoridad exigir su cumplimiento y, cuando se desobedecen de forma reiterada e insolente, hay unas sanciones que deben imponerse por el bien común.

Escribo estas líneas sumido en la tristeza y en la indignación. He dudado mucho sobre la conveniencia de escribir este artículo porque no quería dar pábulo a quien probablemente no busque más que notoriedad para defender una causa disparatada. Pero no he podido resistir el impulso de denunciar la descalificación injusta, el desprecio infundado y la agresión infame contra el profesorado y la dirección del Instituto Ben Al Jatib, sito en la ciudad de Rincón de la Victoria, en la que resido desde hace años.

El protagonismo que ha adquirido el promotor de estos hechos y la gravedad de sus insultos hacia todos los docentes, me han llevado a denunciar los hechos y a condenarlos de manera contundente. Unos profesionales que se están dejado la piel abnegadamente cada día por educar a la juventud, no se merecen este trato. Y menos por parte de alguien que, de tener un mejor criterio, debería dar gracias de rodillas a quien realiza una tarea tan decisiva para sus hijas.

Antonio Martín, padre de dos alumnas de 16 y 17 años (cursan 1º y 2º de Bachillerato en el IES Ben Al Jatib), ha denunciado al centro porque sus hijas han sido expulsadas durante diez días por negarse reiteradamente a llevar ‘bozal’ en los recreos. Llamar bozal a la mascarilla solo puede ser fruto de la torpeza o de la desfachatez. Una mascarilla es una mascarilla y un bozal es un bozal. No diré más sobre esta cuestión lingüística porque quiero evitar una agresión demasiado fácil.

Esta familia ha declarado una guerra sin cuartel al profesorado por la sencilla razón de que obligan a sus hijas, como al resto del alumnado, a usar la mascarilla durante los recreos. Obligación que no nace de una iniciativa del centro sino del decreto 20/21, de las instrucciones de la Comisión Interterritorial de Salud y de la Junta de Andalucía que han impuesto un protocolo para salvaguardar la salud de la comunidad educativa. Es decir, que la dirección del IES ha obligado a cumplir una norma en el marco de su estricta responsabilidad. Calificar por ello de dictadura a la institución es de una torpeza y de un cinismo difícilmente superables. Hablar de prolongadas coacciones es una forma torpe y ruin de tergiversar la realidad.

He oído unas declaraciones de Antonio Martín en el programa Espejo Público, de Antena 3. La ley impone la mascarilla en espacios abiertos cuando no se puede garantizar la distancia de seguridad. Y en un patio no puede garantizarse salvo que hubiese otra norma que impidiese a los demás acercarse a sus hijas. De hecho llevamos constantemente la mascarilla por la calle (un espacio bien abierto). Porque nadie garantiza que no vaya a pasar alguna persona a nuestro lado y no vamos a ir quitándola y poniéndola cuando alguien se aleja o se acerca. Proclamarse defensor de la ley, como si quien ha denunciado al centro fuese un purista cumplidor de la norma es una treta que, por otra parte, no justifica su actitud desafiante, insolente y amenazadora. Se pueden ver en las redes las imágenes grabadas por las dos alumnas en las que se muestran las distancias en que se encuentran otros alumnos y alumnas en el patio. ¿Y si pasa alguien corriendo a su lado? Este capricho de la familia impide a sus hijas una convivencia normal con los compañeros y compañeras en los recreos.

¿Qué decir de las contradicciones de este defensor de la ley, como quiere proclamarse? ¿Grabar y difundir imágenes de otros alumnos y alumnas es legal? ¿Proferir insultos y calumnias sobre el profesorado y la dirección es legal? ¿Negarse a cumplir la sanción impuesta es legal?

No es necesario que quien impone la norma sea médico como, al parecer se ha argumentado. Es la OMS, son los comités científicos, son los especialistas quienes ofrecen los argumentos de los que salen los protocolos. Y el sentido de responsabilidad y el sentido común los que nos tienen que animar a acatar la norma. Una norma que, por cierto, no solo protege a las hijas del denunciante sino que protege al resto de la comunidad. Ellas son libres de hacer con su vida lo que quieran, pero no de contaminar a otros que no desean contagiarse.

Flaco favor les está haciendo a sus hijas este padre recalcitrante que quiere tener razón contra las evidencias científicas, la universalidad de las prescripciones y la aceptación unánime de los protocolos por parte de la comunidad educativa. Este hombre se parece a aquel abuelo que viendo desfilar a su nieto exclamaba: «Todos marcan mal el paso en el ejército, menos mi nieto».

Pienso en las hijas de este iracundo padre que, en lugar de exigir que tengan respeto hacia el profesorado, le ven proferir insultos gravísimos en conversaciones y escritos. Insultos que, además, generaliza, atribuyéndolos a todos los integrantes de la profesión docente. Bien es cierto que este tipo de generalizaciones descalifican más a quien las hace que a quien las recibe.

Todas las piedras que los padres y las madres lanzan contra el tejado de los centros caen sin remedio sobre la cabeza de sus hijos y de sus hijas. He escrito muchas páginas sobre la necesaria colaboración de la escuela y la familia. Resulta una obviedad decir que, para que la barca avance, es preciso que todos los que reman lo hagan en la misma dirección. En este caso, no es que la familia no reme en el mismo sentido sino que trata de romper la cabeza con los remos a quienes están esforzándose por llevar a sus hijos y a sus hijas a buen puerto. Qué torpeza, qué deslealtad, qué mal ejemplo.

Me parece deseable ejercer la crítica para ayudar a que las instituciones mejoren. Pero una cosa es discernir y otra, muy distinta, demoler. Aquí no ha existido crítica, aquí lo que ha habido es insurrección, agresión, mentira, y desvergüenza. No se puede aceptar que, en nombre de la libertad, se produzca una agresión brutal y una descalificación de todo el profesorado. La libertad de expresión no puede confundirse con libertad de agresión.

En una sociedad en la que quien tiene información tiene poder, el profesorado pone todo su saber al servicio de los demás. No hay profesión que tenga, a mi juicio, una mayor dignidad. Sé que el profesorado, en estos tiempos de pandemia, está realizando un trabajo ímprobo para hacer bien su tarea. Sé que los centros educativos están siendo seguros porque toda la comunidad educativa está esforzándose al máximo por cumplir las normas con rigor. No merecen el profesorado una agresión de esta brutalidad. No merece esta descalificación por el simple hecho de exigir el cumplimiento de la norma, una norma beneficiosa para toda la sociedad.

Las autoridades educativas (inspección, delegación provincial, consejería de educación) han intervenido, como no podía ser de otro modo, para proteger al profesorado y para exigir el cumplimiento de la norma. Educar es enseñar que tenemos obligaciones que cumplir, no solo derechos que exigir.

Es probable que Antonio Martín se encuentre ofuscado por un protagonismo que no tenía y que esté aupado por grupos de negacionistas que han convertido su causa en una bandera. Sería más hermoso que tuviera protagonismo por otros motivos: participación en programas de colaboración con el IES, colaboración con Organizaciones de defensa de la escuela pública, iniciativas culturales… Le veo activo en las redes sociales, acudiendo a las televisiones, escribiendo cartas, denunciando manifestaciones… Utiliza a sus hijas para una causa innoble y, a su vez, es manipulado por quienes alimentan con sus bravatas una causa insostenible a la luz de los hechos.

La cuestión es bien sencilla: en una democracia existen normas que nos afectan a todos y a todas, es obligación de la autoridad exigir su cumplimiento y, cuando se desobedecen de forma reiterada e insolente, hay unas sanciones que deben imponerse por el bien común. Así de sencillo. Parece mentira que un adulto no lo entienda y que tache de dictadura el que existan normas y el que se exija su cumplimiento. ¿O es que considera que sus hijas pueden ser una excepción? ¿Por qué motivo? ¿Por ser hijas de quien son? Sus ideas, las que sean, no le dan patente de corso para hacer lo que se le antoje.

Lo terrible del caso es que la postura de insubordinación de las alumnas esté alentada, si no suscitada, por los padres. ¿Y si mañana sus hijas no quieren respetar la luz roja del semáforo por considerar que se trata de una norma dictatorial? ¿Tienen derecho a atropellar a un viandante o a otro vehículo?

Lo que más me ha indignado del caso es la sarta de insultos que este padre reparte a diestro y siniestro contra el profesorado. Qué injusticia, qué estupidez, qué ingratitud. Tachar a todos los docentes de «HDGP (sic) de profesores públicos», «ignorantes psicóticos», «dictadura de ineptos que no tiene ni puñetera idea de nada», «casta asquerosa»… es inadmisible y denunciable. Que lo haga un padre, que ha de dar ejemplo ante sus hijas de respeto y gratitud hacia quienes las enseñan, es especialmente lamentable. Y que lo haga de forma tan ostensible, chulesca y desafiante, llevando a las televisiones, a las redes y a los medios su ridículo y ofensivo discurso, es casi inconcebible.

El Adarve

Red Iberoamericana de Docentes

Publicado en Texto

Día Mundial de la Radio

Naciones Unidas | 13 de Febrero

 Locutores en Gao Community Radio, en Mali.Estos son los locutores en Gao Community Radio, que cuenta con el apoyo de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA). Foto ONU/Harandane Dicko.

Nuevo mundo. Nueva radio

Este 2021, la celebración del Día Mundial de la Radio recuerda cómo este medio forma parte de la historia de la humanidad al seguir los diversos acontecimientos de nuestra sociedad y adaptar sus servicios a los constantes cambios. A medida que el mundo cambia, también lo hace la radio. Así, durante la pandemia de COVID-19, la radio permitió, por ejemplo, asegurar la continuidad de la educación, luchar contra la desinformación y promover gestos barrera.

“Nuevo mundo, nueva radio”, el tema de este año, es una oda a la resistencia de la radio. Es un homenaje a su capacidad de adaptación perpetua al ritmo de las transformaciones de la sociedad y de las nuevas necesidades de los oyentes. Accesible en cualquier lugar y en cualquier momento, la radio llega a una amplia audiencia. Se presenta como un espacio donde todas las voces se pueden expresar, verse representadas y sentirse escuchadas, por lo que la radio sigue siendo el medio más consumido en todo el mundo en la actualidad.

Con motivo del Día Mundial de la Radio 2021, la UNESCO hace un llamamiento a las emisoras de radio para que celebren el décimo aniversario de este evento y los más de 110 años de la radio. Esta edición del Día se centra en tres subtemas principales:

  • Evolución: el mundo cambia, la radio evoluciona. Esto hace referencia a la resistencia de la radio y a su sostenibilidad.
  • Innovació: el mundo cambia, la radio se adapta e innova. La radio ha tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías para seguir siendo el medio de la movilidad, accesible en todas partes y para todos.
  • Conexión: el mundo cambia, la radio se conecta. Pone de relieve los servicios que ofrece la radio a la sociedad durante los desastres naturales, crisis socioeconómicas, epidemias, etc.
Imagen promocional del Día Mundial de la Radio 2021.

Origen

El Consejo Ejecutivo de la UNESCO recomendó a la Conferencia General que se proclamara el Día Mundial de la Radio, sobre la base un estudio de viabilidad realizado en 2011 por la UNESCO en respuesta a una propuesta de España.

La radio es un medio de comunicación único para celebrar la diversidad humana y constituye una plataforma para el discurso democrático. La radio sigue siendo, además, el medio de comunicación más usado en todo el mundo. Esta capacidad de llegar al mayor número de público posible la convierte en una herramienta indispensable para dar forma a la experiencia de la sociedad en la diversidad, y es el escenario perfecto para que todas las voces se expresen libremente, se sientan representadas y puedan ser escuchadas. Las emisoras de radio deben servir a comunidades diversas, ofrecer una amplia variedad de programas, puntos de vista y contenido, y deben reflejar la diversidad de audiencias en sus organizaciones y operaciones.

La radio es un medio potente y de bajo coste, adecuado sobre todo para llegar a las comunidades más remotas y a las vulnerables. La radio estimula el debate público y permite una participación igualitaria, independientemente del nivel educativo de los oyentes. Asimismo, la radio desempeña un papel fundamental en la comunicación en situaciones de emergencia y en las operaciones de socorro en casos de desastre. Este medio se encuentra en una posición única para unir a comunidades diversas y fomentar el diálogo positivo y el cambio. Al escuchar a sus audiencias y responder a sus necesidades, los servicios de la radio nos proveen de los diversos puntos de vista y distintas voces que necesitamos para afrontar los cambios a los que nos enfrentamos en la actualidad.

Día Mundial de la Radio | Naciones Unidas

Publicado en Texto

Día de San Valentín

Cada 14 de febrero se celebra en varios países del mundo con gran entusiasmo y alegría el Día de San Valentín. Un día muy especial para muchos, donde se resalta la importancia del amor y que, pese a la creencia de su origen comercial, viene de mucho antes. Concretamente del siglo III en Roma y la muerte de Valentín, un sacerdote sentenciado por celebrar en secreto matrimonios de jóvenes enamorados.

Esta fecha, ha adoptado distintos nombres, Día de San, Día de San Valentín, Día de los enamorados o Día del amor y la amistad, pero ¿cuál es el origen de esta celebración tan particular?

Esta festividad, asimilada por la iglesia católica, se remonta al siglo III en Roma, donde un sacerdote llamado Valentín se opuso a la orden del emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, considerando que los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras y vínculos sentimentales.

Valentín, opuesto al decreto del emperador, comenzó a celebrar en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se popularizó que San Valentín sea el patrón de los enamorados).

Al enterarse, Claudio II sentenció a muerte a San Valentín, el 14 de febrero del año 270, alegando desobediencia y rebeldía. Por este motivo, se conmemora todos los años el Día de San Valentín.

San Valentín de Roma realizando una ceremonia matrimonial.

Además, como curiosidad, en cuanto a la comercialización de esta celebración, la primera reseña que existe es la que señala la norteamericana Esther A. Howland como la precursora de la venta de tarjetas regalo con motivos románticos y dibujos de enamorados que ideó y realizó a mediados de la década de 1840. Unos productos que se vendían por unos centavos en la librería que regentaba su padre en Worcester (Massachusetts) y las cuales se convirtieron en todo un éxito.

¿En qué países se celebra el 14 de febrero?

Este 14 de febrero se celebra en muchos países europeos (España, Austria, Bélgica o Francia, entre otros) como el día internacional de los enamorados, sin embargo, no todo el mundo celebra San Valentín el mismo día. Incluso en algunos lugares cambia el significado.

Sin salir del viejo continente, destacan Finlandia y Estonia. En estos lugares, el Día de San Valentín es todo un homenaje a la amistad y recibe el nombre de ‘Sobrapäev‘ y ‘Ystävän Paiva‘, respectivamente. Incluso suele ser una fecha preferida para pedir matrimonio y casarse.

Otro caso curioso es el de Dinamarca y Noruega. Allí se mantiene una tradición que es regalar ‘Gaekkebrev‘: pequeños poemas con rimas divertidas que los hombres envían a las mujeres de forma anónima. De hecho, el remitente se pone con tantos puntos como letras tenga el nombre del enamorado. Un juego en el que si la mujer acierta quién le envía el poema consigue un huevo de Pascua y si pierde, ella debe dárselo a él.

A destacar también, el regalo de ‘cerdos’ en Alemania o la colocación de cinco hojas de laurel en Inglaterra, una en cada esquina de la almohada y otra en el centro, para intentar atraer al futuro marido.

El concepto del amor cortés marcó la forma romántica moderna de san Valentín, con flores y poemas.

En algunos países de América Latina como Chile, Cuba, Ecuador, Puerto Rico, República Dominicana o Uruguay este día se celebra también el 14 de febrero, un día en el que los regalos más recurrentes son flores, cartas o bombones, entre otros.

Por ejemplo, en Puerto Rico este día 14 conmemora el amor y la amistad y se tiene por costumbre intercambiar regalos entre amigos. Por ejemplo postales, chocolates, rosas, peluches o perfumes, entre otros. Es tradición que algunos enamorados se vistan de rojo y, como en Cuba, se creen buzones para depositar las cartas de amor.

En otros países como Perú también celebra la amistad y es una costumbre regalar bombones de chocolate confeccionados especialmente para la ocasión. Además, entre los regalos más preciados se encuentran las orquídeas, originales de la flora peruana o la poesía de algunos de sus grandes escritores.

Pero la fecha cambia y se traslada a octubre, como en Uruguay. Mientras, en Bolivia se celebra el primer día de primavera, el 21 de septiembre, haciendo exaltación del afecto y del cariño con regalos, flores y tarjetas.

Cambia la fecha al tercer sábado de septiembre en Colombia, momento en el que se celebra el día del amor y la amistad, conocido hace unos años como el día de los novios. Una particularidad de esta celebración es que se realiza el juego del «amigo secreto«, que consiste en introducir los nombres de las personas participantes en un recipiente para luego escoger uno al azar. La persona que le toque será el amigo secreto y, sin que se dé cuenta, debe regalarle dulces, flores y tarjetas durante todo el mes. Al final, habrá un regalo definitivo el día que se elija, si es que se desvela quién regaló a quién.

En Brasil esta festividad lleva por nombre el ‘Dìa dos Namorados’ (día de los enamorados) y es el 12 de junio, en memoria de San Antonio de Padua. Una celebración en la que también se intercambian regalos.

BBVA – ¿Por qué se celebra el 14 de febrero el Día de San Valentín?

Publicado en Texto

Fiestas de Carnaval de Cádiz

España

Editores de la Revista Think Spanish

Cádiz prepara sus famosos carnavales durante todo el año. Un disfraz y ganas de divertirse es lo único que necesita para disfrutar de esta fiesta alegre y original como pocas.

El Carnaval de Cádiz es conocido mundialmente por ser una fiesta “de la calle”. Son once días de diversión continua, originalidad y, sobre todo, participación popular. La ciudad entera se transforma, llenándose de gente que sale a reír y a hacer reír, a cantar y, en definitiva, a pasarlo bien. Si usted también quiere vivir los alegres carnavales de Cádiz, conviene que realice los preparativos con bastante antelación, ya que es uno de los acontecimientos más esperados que, cada año, atrae a miles de personas.

Un mes antes del comienzo oficial del Carnaval, los ensayos generales de las agrupaciones que compiten en el Concurso del Teatro Falla empiezan a preparar el ambiente. Las distintas peñas organizan fiestas gastronómicas al aire libre donde interpretan en público su repertorio de coplas y, además, se puede degustar los productos típicos de Cádiz. Las canciones suelen ser jocosas, criticando con humor e ingenio los acontecimientos que han sido actualidad durante el año. El concurso del Teatro Falla, en el que participan más de un centenar de grupos entre los que destacan las populares chirigotas, es un espectáculo visual, repleto de gracia, música y color. Precisamente, uno de los platos fuertes de las fiestas es la Gran Final: se celebra el primer viernes del Carnaval y dura hasta la mañana del día siguiente. Es entonces cuando la explosión de alegría carnavalesca se traslada a la calle. Los conjuntos que han concursado recorren el casco histórico atestado de gente cantando sus composiciones y, el domingo y el lunes, subidos en plataformas ofrecen el Carrusel de Coros.

En el Carnaval de Cádiz es obligado disfrazarse. De forma individual, en pareja o en grupo, hay que lucir el disfraz al menos el primer sábado y durante las cabalgatas. Se realizan dos cabalgatas y en ellas el público se convierte en parte activa del desfile multicolor. La Gran Cabalgata es el primer domingo, transcurre por la avenida de entrada de la ciudad y congrega a decenas de miles de personas. La segunda es la Cabalgata del Humor, que recorre el casco histórico el último fin de semana. Las “charangas ilegales” son otro elemento característico del Carnaval de Cádiz: suelen estar en la Plaza de las Flores y son familias, grupos de amigos o compañeros de trabajo que, con su repertorio de canciones, rivalizan en buen humor y risas con las agrupaciones “oficiales”. Verbenas, fuegos artificiales, bailes de disfraces y un sinfín de actividades más contribuyen a que a lo largo de esta fiesta no decaiga en ningún momento la diversión.

Portal Oficial de Turismo de EspañaFiestas de Carnaval de Cádiz. 11/02/2021.

Publicado en Texto

La Virgen de la Candelaria

Editores de la Revista Think Spanish

En Puno, en pleno altiplano peruano y cerca del lago Titicaca, existe una gran celebración donde la alegría, la música andina, las danzas incaicas y la fe se unen para dar honores a la Virgen de la Candelaria y a la Madre Tierra.

La devoción a la imagen de esta virgen se halla muy extendida en Latinoamérica, ya que se venera en casi todos los países de América donde España impuso su religión. La figura de esta santa madre fue traída desde España a Puno el 2 de frebrero de 1583, momento en el que los indígenas autóctonos iniciaron su conversión al catolicismo.

La festividad, que se desarrolla en el mes de febrero es una de las más grandes celebraciones de Sudamérica junto con el carnaval de Rio de Janeiro en Brasil y el carnaval de Oruro, en Bolivia.

Esta fiesta del altiplano andino esta llena de símbolos y manifestaciones artístico-culturales de la cultura quechua, aymara y mestiza. Es por este motivo que, en noviembre de 1985, el gobierno del Perú designó a Puno Capital del Folklore Peruano. La actividad en honor a la Virgen de la Candelaria se inicia el 2 de febrero y se prolonga durante quince días.

Es en la primera semana donde la fiesta llega a su apogeo. A la misa de la iglesia San Juan Bautista y la procesión a la Plaza de Armas, le sigue un desfile de grupos folklóricos en dirección al estadio Enrique Torres Bellón.

En este lugar deportivo se congregan unas setenta bandas musicales, algunas conformadas por trescientas personas, entre músicos y bailarines. Todas estas agrupaciones esperan ganar el concurso de danzas folclóricas. La música y la danza son variadas, dependiendo de la región del Perú de dónde provengan los danzarines. Los ritmos del huayno y de la saya colorean el ambiente del recinto deportivo. Las bombardas por todo lo alto hacen vibrar al expectante pueblo puneño.

Centenares de visitantes locales y extranjeros llenan las calles y las graderías del estadio, en una magna fiesta en la que todos se contagian. Música andina, máscaras, disfraces de ángeles y demonios se mezclan con un único objetivo: dar honores a la querida imagen de la Virgen de la Candelaria. Bastarán solo ocho minutos de coreografías para que los jueces decidan qué banda artística ganará el título del año. Bastarán solo ocho minutos para escoger como ganadora a una banda que destaque entre las demás por el ritmo, color, fuerza y sentimiento.

La tradición incaica y aymara llega a su plenitud en esta festividad. No cabe duda que Puno es la capital folklórica del continente.

En Leia & Pense em Espanhol – Alta Books Editora, 2011.