La Quinceañera

México

Cumplir quince años es muy importante para las mujeres mejicanas. Si bien en otros países la transición de las adolescentes que se convierten en mujeres también se celebra a esta edad, en México tiene una relevancia y un festejo particular.

Se da por sentado que fueron los conquistadores españoles los que trajeron esta costumbre a México, tomando la tradición de la mujer azteca y adaptándola al cristianismo. Los aztecas celebraban la llegada de las niñas a la madurez con una ceremonia religiosa y un banquete. Los conquistadores tomaron la celebración pagana y la convirtieron a la Iglesia católica. Así, hoy en día, la chica que cumple quince años se adentra en el mundo de la adultez femenina con una misa de acción de gracias, donde agradece y se prepara para los nuevos retos por vivir. Posteriormente, se celebra una gran fiesta con baile incluido, donde comparte su alegría con sus seres queridos.

La quinceãnera, vestida de gala en colores pastel, con ramo de flores, anillo y a veces hasta corona, recibe la misa acompañada por familiares, amigos y sobre todo por catorce chicas (representando sus primeros catorce años) y sus chambelanes (acompañantes masculinos o caballeros de honor). La misa culmina con una oración, la bendición de los dones y la entrega del ramo de flores que hace la del cumpleaños a la Virgen María.

Después de la misa, la fiesta es pura alegría, baile, comida y regalos. Algunas hasta cuentan con la famosa piñata. El momento de vals también es esperado por todos. La quinceañera baila su primer vals con su padre y luego con todo el que quiera acercarse a la pista de baile. Así sigue la diversión y el festejo, entre más bailes y, por supuesto, el pastel, especialmente preparado para la ocasión.

En Leia & Pense em Espanhol – Alta Books Editora, 2011.